Tejidos
ecológicos

Creemos en un futuro sostenible, y por ello la estampación de nuestras colecciones estándar se han realizado en un algodón orgánico y un poliéster reciclado, además de realizarlo con estampación digital con colorantes certificados Oeko-Tex. Al pasar de estampación rotativa a estampación digital estamos contribuyendo a un ahorro de agua de un 70% y una reducción de un 15% de emisiones de CO2. También hemos introducido materias recicladas en la fabricación de nuestros jacquards, dando así un salto cualitativo y ecológico en el mundo de la decoración.

Consideramos que con el uso de algodón orgánico y materias recicladas en nuestros tejidos, damos un valor añadido a nuestros productos, y adquirimos una conciencia social y medioambiental.

Todos los sobrantes de tejeduría se recogen para ser dados y que se reciclen.

Todo el cartón que sobra es recogido y dado para ser reciclado.

Todos los conos de plásticos de las bobinas de hilo se recogen y son dados para ser reciclados.

Todas las instalaciones están con luces de bajo consumo.

¿Por qué comprar un producto textil orgánico?

  • 1

    Porque ayuda a preservar el medio ambiente, ofreciendo un mundo más saludable a las próximas generaciones.

  • 2

    Porque evita la exposición de la piel a las sustancias tóxicas.

  • 3

    Porque eligiendo un producto textil orgánico se están apoyando técnicas de cultivo que mejoran la fertilidad del suelo, protegen la superficie de la tierra y las napas de agua de la exposición a sustancias tóxicas.

  • 4

    Porque se ayuda a mejorar las condiciones de salud y trabajo de los productores.

  • 5

    Porque el cultivo de algodón convencional requiere un elevado uso de pesticidas y fertilizantes (ocupando solo el 3 % de las tierras cultivadas, utiliza el 25 % de los agroquímicos fabricados en el mundo).

  • 6

    Porque el algodón orgánico es mucho más suave que el algodón convencional, permite a la piel una mayor ventilación y respiración.

¿Por qué comprar un producto textil reciclado?

  • 1

    Se alarga la vida útil, ya que es posible volver a emplearlos en la fabricación de nuevos productos.

  • 2

    Se reduce el uso de materiales vírgenes y el consumos de recursos naturales.

  • 3

    Ahorro de energía. Al no extraer los metales de la naturaleza y ser innecesario que reciban un tratamiento específico para adquirir las propiedades que los caracterizan, el consumo de energía se reduce proporcionando así un doble ahorro.

  • 4

    Se reduce la contaminación y emisión de gases a la atmosfera.

  • 5

    Menor dependencia del petróleo.

  • 6

    Se fomenta el empleo. El sector del reciclaje es una apuesta segura para las generaciones actuales y venideras.

  • 7

    Reciclar es clave para asegurar un desarrollo sostenible.

Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web.